El primer paso para crear tu rutina de cuidado: ¡Conoce tu tipo de piel! | Soko Box
Muestras gratis en todos los pedidos

Cuando decides cuidar tu piel, es muy difícil saber por dónde empezar.
Lo más común es guiarnos por reseñas de confianza, tomar el consejo de alguna amiga, o simplemente perseguir el producto de moda. Sin embargo, todos tenemos necesidades diferentes, y lo que le sirve a una persona, puede ser un completo desastre en otra.

Así que antes de abrumarte con todas las opciones que el mundo K-Beauty tiene para ti, te ayudaremos con algunas referencias básicas para que reconozcas en simples pasos tu tipo de piel, ya que esta será la clave para armes tu rutina de manera responsable y segura.

Tipos de piel

El tipo de piel se puede categorizar según cuánto sebo es capaz de producir naturalmente. Un método bastante sencillo para utilizar como indicador, es lavar el rostro con agua y dejarlo durante 1 hora sin aplicar ningún producto extra.

En este periodo de tiempo, los niveles naturales de sebo se irán manifestando poco a poco en tu piel. ¿Tu nariz y frente se vuelven oleosas rápidamente, pero no hay cambios en tus mejillas? ¿Ves tu piel completamente opaca y sin brillo? ¿Sientes zonas tirantes o te enrojeces con facilidad? ¿Todo se mantiene igual que siempre?

Piel normal: Si gozas de piel normal tendrás un rostro visiblemente saludable, y escasamente presentarás problemas de oleosidad o brillos al final del día.

Por lo general las personas de piel normal tienen mínimas imperfecciones, su apariencia de  poros es fina, y las erupciones o brotes de acné son casi inexistentes. Pero lo mejor, es que rara vez son sensibles a los productos de cuidado, así que las opciones a la hora de armar la rutina son muchísimo más amplias.

El peor error sería despreocuparse. Así que si crees que encajas en este grupo, la limpieza, hidratación, y la protección solar, serán lo básico para que sigas disfrutando de una piel sana y firme.

Productos coreanos para piel normal.

Piel seca: Si tu piel es seca notarás que su aspecto es bastante apagado.  Este tipo de piel produce muy poco sebo, sus poros son poco visibles, casi no existen los puntos negros, y si los hay, son mínimos.

La suavidad tampoco es suyo, ya que la textura de una piel seca es por lo general áspera, tensa y escamosa.

Si te identificas con lo anterior, entonces tu prioridad es entregar mucha hidratación, poniendo atención a los emolientes y a los ingredientes oclusivos para proteger la barrera cutánea y retener la dosis de agua que entregamos previamente a nuestra piel. Lo ideal es  ir trabajando por capas, y evitar los productos con Alcohol ya que estos pueden resecar la piel.

Productos para piel seca.

Piel grasa (y/o con tendencia acneica): Si tienes este tipo de piel, probablemente eres propenso a las erupciones, y los puntos negros son algo con lo que debes batallar a menudo.

El rostro de una piel grasa se ve muy brillante, oleoso, resbaladizo, y los poros se ven bastante dilatados. Sin embargo, gracias a los aceites naturales, la barrera protectora no se daña con tanta facilidad, ayudando a que el rostro luzca mucho joven en comparación a una piel seca.

Te recomendamos no abusar con los limpiadores agresivos, ya que al preferirlos se va a producir más grasa en tu rostro como un mecanismo de defensa. Los limpiadores muy alcalinos desestabilizan la piel, así que no olvides el uso de un tónico para balancear después de cada limpieza.  Prefiere productos ligeros (de base acuosa o tipo gel) y los ingredientes antiinflamatorios o antibacterianos como el árbol de té, té verde, o propóleo.

Productos coreanos para piel grasa.

Piel mixta: Es del tipo indecisa, pero bastante común entre los Chilenos.

La zona T puede ser muy oleosa y con presencia de poros visibles, mientras que en otras áreas como las mejillas (zona U) hay que luchar con los constantes problemas de sequedad.

La solución es menos compleja de lo que crees, pero requiere de paciencia.

Nuestro consejo es que en la zona T utilices productos con BHA para tratar el sebo, e hidratantes con fórmulas ligeras o libres de aceites. Mientras para las áreas más secas de tu rostro lo ideal será incluir productos más densos para llegar al equilibrio perfecto.  


¿Tienes otra preocupación?

Sensibilidad: Tu tipo de piel puede ser seca/grasa/mixta, pero además sufrir sensibilidad.

Las personas con piel sensible se enrojecen con facilidad, y muchas veces sienten ardor o picazón en algunas zonas cuando se exponen a ciertos productos o ingredientes. También son vulnerables a factores climáticos, e incluso comidas, así que siempre presta atención para que descubras cuál es el detonante de tu problema.

Para los  rostros sensibles o reactivos se recomienda preferir fórmulas simples, libres de fragancias artificiales y alcohol. También es muy importante que evites los exfoliantes muy abrasivos, y testea siempre el producto en tu antebrazo o detrás de la oreja, antes de aplicar directamente al rostro.

Productos coreanos para piel sensible.

Acné: El acné es un tema que no debes tomar a la ligera, por lo tanto nuestra primera recomendación es que  consultes a un especialista para saber cuál es la raíz de tu problema.

Muchas veces nos hemos encontrado con personas desconocen que su acné es del tipo hormonal por ejemplo, y cuando eso sucede, es bastante difícil que la piel responda a tratamientos tópicos, por lo tanto,  tu experiencia con la rutina de cuidado podría ser decepcionante si no estás consciente de ello.

¡Anímate a acudir a un especialista!

Productos coreanos anti acné.

Líneas de expresión/Arrugas: La piel madura se caracteriza por falta de elasticidad, hidratación y pérdida de colágeno. El paso natural de los años provoca que la piel se vuelva más fina y pierda firmeza, pero si además le das un mal cuidado, las líneas de expresión se harán notar con muchísima más fuerza.

¿Lo mejor para esta etapa? Busca productos que hidraten y nutran tu piel, los antioxidantes pueden ser tu mejor aliado en esta etapa, y nunca olvides nuestros básicos que son: Limpiar, Tonificar, Hidratar, y Proteger.

Productos coreanos anti edad.